Quienes Somos

NUESTRA IDENTIDAD INSTITUCIONAL

 

La Institución Educativa “Patrocinio de San José” es un Centro Educativo Parroquial de mujeres, promovido por la congregación Siervas de San José, congregación fundada en 1874 en Salamanca – España, por el Padre Francisco Javier Butiñá S.J. y la Santa Bonifacia Rodríguez S.S.J. La Congregación realiza su misión en los cinco continentes, compartiendo su espíritu y estilo de vida con los laicos y laicas: “El carisma josefino ha de ser memoria viva de la mujer trabajadora y pobre, capaz de hacer experiencia de Dios en su misma realidad social y asumiendo los desafíos de su época…”

 

Las Siervas de San José ejercen su tarea educativa en el distrito de Breña desde el año 1963 en el Colegio Parroquial “Nuestra Señora de los Desamparados”, hoy “San Francisco Javier”.

 

En 1964, se inicia la construcción del local que hasta el día de hoy nos acoge. Ese mismo año, el Ministerio de Educación con R.D. N° 5635 autoriza la apertura y funcionamiento del Colegio Parroquial de mujeres “Patrocinio de San José”, primero en la Av. Venezuela N° 1201 y en 1965, luego según RD Nº 5816 se autoriza el traslado a los ambientes de Jr. Pomabamba Nº 780.

 

Se inicia así una historia de entrega comunitaria al quehacer de educar y acompañar a las niñas y jóvenes provenientes de sectores del mundo trabajador del entorno, contando con la activa participación de los padres, madres de familia, profesores, estudiantes, colaboradores de la comunidad y de las religiosas. Es en esta línea de trabajo que se va consolidando un Proyecto Educativo propio de nuestro centro.

 

La Institución es un Centro Educativo Católico, cuya axiología y carisma está inspirada en el modo de vida y trabajo de la Familia de Nazaret: Jesús, María y José; por ello el colegio propicia un ambiente de familia y un clima educativo cuyo componente básico es el ser como PERSONA HUMANA auténtico, con sentido de trascendencia y de servicio. Quienes formamos la familia del colegio Patrocinio de San José somos personas con VALORES, comprometidas con el proceso educativo nacional y con la construcción de una sociedad inclusiva, comprometidas en la formación integral de niñas y jóvenes; siempre con la esperanza de trascender desde lo cotidiano en la humanización de la vida y del trabajo.

I. MISIÓN INSTITUCIONAL

El Centro Educativo Parroquial “Patrocinio de San José” es un colegio católico, que promueve la formación humana – trascendente en el desarrollo integral de niñas y jóvenes, mediante el trabajo educativo cotidiano hermanado con la oración, con responsabilidad, alegría, servicio, fraternidad y participación, como en el Taller de Nazaret; aplicando enfoques científicos e innovadores, humanísticos y tecnológicos.

Nuestras estudiantes al egresar, son:

  • Agentes de cambio en la sociedad, protagonistas de su propia historia, desde una participación activa, responsable, con respeto a la identidad cultural, a la dignidad de la persona y con juicio crítico. e identidad personal, sociocultural y cristiana con juicio crítico, creativa e innovadora ante la realidad, la ciencia y la tecnología.
  • Capaces de responder dignamente de un puesto de trabajo y de participar en diferentes formas de economía solidaria en defensa de la vida, consciente de sus deberes y derechos, con principios de equidad de género, fortalecidas en la promoción de la persona, de la mujer, con el compromiso del desarrollo de su comunidad y su país.
  • Capaces de ejercer su libertad para afrontar los retos del contexto en que se desenvuelve.
  • Agentes activos en la contribución de una vida saludable, en el cuidado y desarrollo del medio ambiente con conciencia ecológica.

 

II. VISIÓN INSTITUCIONAL

       Nuestra Institución Educativa quiere dar respuestas en el mundo de hoy desde una educación básica integral de calidad, mediante la pedagogía del currículo valorativo, a niñas y jóvenes entre los 6 y 17 años de edad, una formación humana desde y para la vida, que responda en coherencia con las demandas, desafíos laborales y socioculturales del mundo de hoy; y así afrontar el desafío de insertarse en el escenario social – laboral, dinámico y complejo, permitiendo tener una vida más humana, justa y trascendente.

 

III. VALORES QUE SE IMPULSAN

 

         Como colegio católico, se responde desde una espiritualidad liberadora, transformadora impulsados por la congregación promotora Siervas de San José, cuya misión apuesta por la inclusión de la persona humana en todas las dimensiones expresada en la opción y el compromiso en la promoción del mundo del trabajo; en el caso de la Institución Educativa en la promoción de la mujer. Los valores que se quieren vivir institucionalmente nacen de los valores axiológicos que dinamizan la vida cotidiana:

SER en lugar de tener,

SERVIR en lugar de dominar o discriminar,

COMPARTIR en lugar de acumular,

COLABORAR Y PARTICIPAR en lugar de competir,

PROPICIAR LA SERENIDAD E INTERIORIDAD en lugar de activismo;

ESTABLECER RELACIONES MÁS HUMANAS, INCLUSIVAS Y SOLIDARIAS que

Favorezcan la comunión y el compartir para aprender a convivir en medio de la diversidad, potenciándose de esta manera a la persona humana en un ambiente de serenidad y de conciencia crítica, de respeto, valoración de sí misma.

 

Se busca consolidar la formación de actitudes y conductas valorativas de las estudiantes mediante la pedagogía del currículo valorativo, impulsando los siguientes valores:

 

AMOR: Es un valor y experiencia gratificante que nace de Dios, que es Amor. La conciencia de amor nos posibilita vivirlo sin condiciones.; el amor se visibiliza en relaciones de libertad, inclusión y equidad de género, en actitudes de perdón, humildad, alegría, acogida a la diversidad y se expresa en la ayuda a la otra persona.

TRABAJO Y LABORIOSIDAD: Es para el Centro Educativo un lugar especial de promoción y de encuentro como en el Hogar, Taller de Nazaret, donde se busca junto con otras personas: humanizar, dignificar y transformar. Es el ámbito privilegiado de relaciones humanas, justas, horizontales e inclusivas y de nuevas relaciones. El trabajo es medio de vida, en solidaridad con la humanidad desvalida. Todo trabajo merece esfuerzo y debe ser bien hecho y con alegría por ordinario que fuere.

ACOGIDA: La acogida es un momento privilegiado de encuentro entre las personas, para compartir, para poner en común una necesidad y buscar juntos alternativas de resolución. El primer paso de un largo camino a recorrer que tiene su punto de partida en una necesidad humana y su punto de llegada en la satisfacción de esa necesidad.

La palabra acogida habla de espacio, de casa, de lugar, de «admitir a alguien a una comunidad, en este caso de la comunidad de la familia educativa josefina.

COHERENCIA: La coherencia implica la conciencia entre el decir y el hacer, este valor se basa en la veracidad. La verdad es la que le da sentido a la coherencia, porque en la medida que se procede con la verdad, se actúa en forma coherente.

JUSTICIA: La justicia como valor es el principio moral de cada persona que decide vivir dando a cada quien lo que le corresponde o pertenece. Este valor se adquiere en la familia de una manera natural, desde los comportamientos cotidianos hacia los más desfavorecidos.

SOLIDARIDAD: La solidaridad es un sentimiento humano que nos mueve a compartir los gozos y esperanzas de nuestros semejantes. Se convierte en valor universal desde el momento en que tratamos de cultivarlo. El espacio educativo de nuestro colegio es un lugar privilegiado para afianzar los lazos de empatía con el resto de las personas. . Hoy en día es uno de los fundamentos de la ética moderna de máximos, no solo tratar a los demás como quieres que te traten, sino además hacerlo así con aquellos que viven víctimas de la injusticia.

SERENIDAD: La familia josefina cuando trabaja, ora y lo que impide esta relación no es el ruido exterior, sino el ruido interno que se lleva como persona. Lo que cansa no es tanto el trabajo sino las tensiones con las que se trabaja. La serenidad es un valor que permite trabajar con un corazón sereno, pacificado, sin ansiedad o prisas que nos conviertan en máquinas. Es preciso para ello: claridad en las motivaciones por las que trabajamos, capacidad de concentración en lo que se está haciendo.

 

RESPONSABILIDAD: Valor que implica el reconocer que todo acto que realizamos personal y colectivamente tendrá consecuencias que irán en mejora personal e institucional. De lo contrario, será un obstáculo para ambas condiciones. La responsabilidad implica la toma de decisiones de manera consciente y libre asumiendo, también, las consecuencias de las mismas.

HONESTIDAD: En todos los casos será importante subrayar la coherencia que debe existir entre lo que se piensa y lo que se hace. La honestidad nos ayuda a forjar una personalidad que parte del autoconocimiento profundo y que se manifiesta en la sinceridad y la búsqueda del bien, asumiendo los errores y las consecuencias de nuestros actos.

     ALEGRÍA: El trabajo no se realiza según el humor que se tenga, cuando el trabajo

se realiza como servicio, deja de ser una carga para convertirse en don y fiesta. Recuperar el talante festivo en el trabajo, salpicar de alegría lo cotidiano de la actividad, sentirse felices con lo que se realiza, por pequeña o dura que parezca la obra acerca al trabajo tal como en el TALLER.

RESPETO: Todo ser humano nace con dignidad. Esta es la base del respeto: reconocernos dignos a nosotros, nosotras mismas y unos a otros. Cada uno, cada una, tiene capacidades distintas. Sabernos diferentes nos ayuda a comprender que los demás no siempre van a pensar como uno mismo. Este valor es la base de una buena convivencia y una gran herramienta para la resolución de conflictos. En la relación maestro-estudiante será importante también respetar los distintos ritmos de aprendizaje para llevar a cabo una educación personalizada

Creemos conveniente puntualizar los conceptos de persona, educación con los cuales nos identificamos:

PERSONA:

  • Integra, proactiva, inclusiva, capaz de asumir y valorar la vida, protagonista de su propia historia, trascendente y consciente de vivir con ESPÍRITU DE FAMILIA, como en el Taller de Nazaret
  • Capaz de vivir con gozo su vocación y misión en el proceso creador, a través del trabajo, en un mundo que camina hacia su plenitud.
  • Con derechos básicos a la vida, a la libertad, al trabajo que es fuente de realización personal, social y cultural.
  • Comprometida con una cultura de paz, una cultura inclusiva llamada a vivir unas relaciones afectivas positivas consigo misma, con los demás, con Dios y con la naturaleza, desde el desarrollo de su conciencia ecológica.
  • Que valora y asume su identidad de género, consciente de la equidad, sus valores y riquezas, sintiéndose protagonista y coprotagonista en la transformación de la realidad.

 

EDUCACIÓN:

  • Una educación liberadora que implica educar para la vida desarrollando la capacidad, la voluntad, la afectividad, la espiritualidad, la ética, la estética y los valores humanos y sociales, es decir una educación que busca la promoción integral de la persona.

 

  • Una educación evangelizadora que supone una Comunidad Educativa que descubre la presencia de Dios en la vida y en particular en el trabajo, comparte en un clima de fraternidad, participación y corresponsabilidad, vivencia un auténtico sentido de esperanza y alegría en las diferentes dimensiones de la vida, y manifiesta predilección por el mundo trabajador pobre.

 

  • Gestiona y aplica prácticas pedagógicas donde las estudiantes aprendan con éxito, de manera creativa, critica y orientada a propiciar una convivencia grata, libre de discriminación e imposición cultural.

 

  • Una educación que educa en el sentido de la dignidad humana y en la libertad corresponsable. Educamos para que la niña – joven aprenda a ser ella misma y a vivir compartiendo junto con otros, Una educación que desarrolle las competencias y actitudes para el trabajo en equipo en la realización de proyectos comunes, desde un genuino conocimiento de sus propias habilidades y capacidades, como de las características de las otras personas, en un clima de acogida, respeto, inclusión e interacción simultánea.

 

IV. PERFIL DEL ESTUDIANTE

 

Mediante una formación integral y el desarrollo unitario de la persona en sus dimensiones cognitiva, socio-afectiva, psicomotora y trascendente, se busca la integración de su personalidad y su inserción en el mundo físico y social que la rodea.

DIMENSIÓN COGNITIVA

  • Ser consciente de su identidad personal con amplio reconocimiento de sus potencialidades y limitaciones.
  • Ser consciente de su identidad socio cultural y desarrollar sus capacidades intelectuales, capaz de dominar habilidades e instrumentos básicos de conocimiento y comprensión de la realidad de manera integral y dinámica para ser protagonista del desarrollo socio – histórico cultural de su nación desde los valores de la Familia de Nazaret.
  • Expresar sus opiniones, sentimientos, inquietudes, intereses y expectativas, utilizando diversos medios de expresión: la palabra oral y escrita, la expresión plástica, corporal, musical, gráfica, desde el respeto.
  • Desarrollar determinadas habilidades cognitivas: reflexión, abstracción, generalización entre otras que le permita desarrollar la dimensión de aprender cada día.

 

  • Participar crítica y creativamente en la solución de los problemas y retos de la vida cotidiana.

 

DIMENSIÓN HUMANA Y TRASCENDENTE

Educando en valores alternativos se espera formar una PERSONA que:

  • Se reconozca como persona valiosa que junto con otras, podrá transformar su entorno y sociedad, siendo protagonistas de sus propias historias, desde la resiliencia, una clara identidad personal, sociocultural y cristiana.
  • Trascienda con su vida los valores de la Familia de Nazaret.
  • Sea sensible, consciente y comprometida con las diferentes realidades socioculturales de su país y del mundo.

 

  • Muestre una actitud crítica, honesta, contemplativa, reflexiva y esperanzadora ante el fenómeno de la globalización; desde una actitud humanizadora frente a la realidad y a la ecología.
  • Vivencie su trabajo con amor y responsabilidad asumiendo que es un medio de realización personal, de relación con los demás y con nuestro creador y que este sea humanizante, liberador, íntegro y esperanzador.

 

ABIERTA A:

  • La realidad, la historia, los conocimientos, dejándose impactar e interpelar por ellos.
  • Dios para vivir la trascendencia con dinamismo de gratitud, de confianza y de búsqueda, en una actitud contemplativa y orante.

 

SOLIDARIA EN EL MUNDO DEL TRABAJO Y CON LOS OTROS, PARA:

  • Vivir en acogida, respeto, compromiso, justicia y defendiendo siempre la vida y la paz.

 

CON CAPACIDAD DE TRABAJO:

  • Emprendedora, luchadora, honesta, creativa, disciplinada, capaz de trabajar en equipo holísticamente.

 

FRATERNA, PARA SER CAPAZ DE:

  • Dar y recibir afecto, de expresarlo, de celebrar la vida, la amistad y la fe.
  • Organizarse, promover y participar en procesos y dinámicas de interdependencia y corresponsabilidad: trabajo en redes.
  • No sentirse superior a los demás y actuar con SENCILLEZ Y HUMILDAD.

 

DIMENSIÓN PSICOMOTORA

  • Dominar sus capacidades físicas desde sus habilidades y destrezas motoras, ejercitándose, descansando y alimentándose para conservar y cuidar su salud.
  • Interactuar asertivamente de manera integrada y fraterna en las diversas actividades lúdicas, deportivas y recreativas tomando conciencia del cuidado y conservación de su medio ambiente buscando alternativas de solución.
  • Poseer dominio de habilidades y destrezas psicomotoras, así como actitudes y hábitos de valoración del trabajo y estar preparada para participar creativamente en actividades productivas que contribuyan al desarrollo socioeconómico de su comunidad local y del país.

 

 V. PERFIL DE LA MADRE Y EL PADRE DE FAMILIA

 

En el entendimiento de que toda la comunidad educativa del Colegio a sume el proyecto educativo de la Institución, desde sus funciones y posibilidades, estamos convencidos, convencidas que los padres y madres de familia tienen un lugar muy importante y activo, porque son los primeros educadores, ejemplos y formadores de sus hijas.

 

Por esta razón se busca que los padres, madres de familia y apoderados sean personas:

 

  • Corresponsables con el Colegio en el aspecto conductual, actitudinal y académico de sus hijas. Que apoyen y acompañen desde la coherencia en la evolución de la madurez de las niñas y jóvenes identificadas con el carisma de la institución.
  • Colaboradoras sinceras, honestas, justas, discretas y solidarias.
  • Comunicativas y capaces de apoyar y potenciar el trabajo conjunto tanto de los otros padres de familia del colegio como el de los docentes, buscando lo que une y no lo que divide, lo positivo o logrado para dar nuevos pasos y lo negativo o no logrado sólo para evaluar y buscar salidas y no para enfrentar o detener el avance.
  • Creyentes, animosas y creativas, capaces de dar respuesta desde sus posibilidades a las urgencias y demandas de nuestro país en la actualidad.

 

ESCUELA DE FAMILIAS JOSEFINAS – EFJ

 

El colegio “Patrocinio de San José” encuentra en el Taller de Nazaret los valores de familia, con Jesús, María y José. El seno de este taller fue el lugar privilegiado donde Jesús vivió la realidad FAMILIAR y la realidad del TRABAJO, estas dos coordenadas que sostienen la existencia de las personas. María y José, como pareja, buscaron educar a Jesús desde la sencillez con amor, fortaleza, alegría, compromiso y responsabilidad.

Los valores se viven y se aprehenden en la familia; el niño, niña se conducirá en la vida teniendo más en cuenta lo que ve y vive con mamá, papá, hermanos, abuelos, que los consejos o advertencias escuchados. Hoy en día necesitamos que las familias se formen, se humanicen, conozcan nuevas situaciones, y manejen estrategias, orienten la información que sus hijas reciben y los modos de procesarlos; por todo ello resulta urgente seguir articulando nuevas formas de encuentro, de conciliación entre las familias y la escuela.

Todos los días aprendemos algo nuevo y en la Escuela de Familias de nuestro colegio se aprende participando, compartiendo experiencias, escuchando ponencias, analizando situaciones desde la vivencia cotidiana con sencillez, buena disposición y sobre todo con la esperanza de construir un mejor futuro para nuestras niñas y jóvenes.

Entre los objetivos planteados para el presente año tenemos:

  • Propiciar desde la fe, momentos de reflexión, lugares de encuentro en torno a situaciones de la vida cotidiana y de la dinámica familiar para humanizar la vida y el trabajo en la familia.
  • Promover la comunicación entre los integrantes de la familia con el centro educativo a fin de fortalecer los vínculos y las tareas.
  • Estimular en padres y madres de familia el desarrollo de habilidades y actitudes que contribuyan al acompañamiento del crecimiento integral de sus hijas y del grupo familiar.
  • Identificar oportunamente las situaciones problemáticas que se suscitan al interior del grupo familiar o en alguno de sus miembros.
  • Promover entre los miembros del grupo familiar el cumplimiento de sus distintos roles para contribuir con amor y responsabilidad al sentido de unidad entre todos.

 

PLAN DE ESTUDIOS 2018 

EDUCACIÓN BÁSICA REGULAR

Niveles EDUCACIÓN INICIAL EDUCACIÓN PRIMARIA * EDUCACIÓN SECUNDARIA
Ciclos I II III IV V VI VII
  Años Grados
0 a 2 3 a 5
Áreas Curriculares Comunicación  

Comunicación

 

Comunicación

Comunicación

Complemento comunicativo

Inglés Inglés
Arte y Cultura Educación Artística
 

 

Personal Social

 

 

Personal Social

 

 

Personal Social

Formación Ciudadana y Cívica
Historia, Geografía y Economía
Persona, Familia y Relaciones Humanas
Educación Religiosa Educación Religiosa
Psicomotriz Psicomotriz Educación Física Educación Física
 

Descubrimiento del mundo

Ciencia y

Tecnología

Ciencia y

Tecnología

Ciencia, Tecnología y Ambiente
Educación para el Trabajo Educación para el Trabajo
Matemática Matemática Matemática

Complemento Matemático

 

TUTORÍA Y ORIENTACIÓN EDUCATIVA

 

*Durante el presente año escolar, en el nivel secundario no se desarrollarán las áreas curriculares de acuerdo al nuevo Currículo Nacional de EBR.

DESAFIOS/ SITUACIONES SIGNIFICATIVAS

De acuerdo a la nueva la propuesta pedagógica del Currículo Valorativo, mediante las diferentes áreas curriculares articuladas en los cuatro bloques, orientadas a la formación integral y a responder a las necesidades y circunstancias del entorno local y nacional, se trabajarán los siguientes desafíos ( situaciones significativas):

 

  • Fortalecer nuestras expresiones comunicativas para mejorar las relaciones interpersonales.
  • Mejorar los hábitos de limpieza de nuestra escuela, desde el sentido de pertenencia.
  • Erradicar actitudes de desinterés, individualismo y exclusión en todo trabajo.
  • Fortalecer los valores ciudadanos que prevengan prácticas deshonestas.